13.2 C
Santiago
viernes, 30 septiembre 2022

Entrevista al Gerente general del Centro de Navegación Aérea, Sr. Ivan Araos.

Debes leer

Ivan Araos
Ivan Araos
Desde el año 1990, cuando ingresé a estudiar en la DGAC comencé a conocer una aviación en desarrollo y a pasos agigantados, luego por 27 años como Controlador de Tránsito Aéreo, CENAE nace por una necesidad de ir mas allá de la vida castrense como empleado civil. Nuestro interés y conocimiento en todos estos años van mucho mas allá, no somos proveedores pero tenemos las capacidades de comenzar un proyecto de privatización del Espacio Aéreo Superior. Somos socios Somos copilotos. Nuestro espíritu y anhelo es servir a la aviación como parte fundamental de un equipo de trabajo en la cual todos están invitados a participar, vamos a liderar proyectos para Aeropuertos, Clubes Aéreos, Aerolíneas, Empresas Aéreas, trabajadores del mundo aeronáutico, Espacio Aéreo, ATFM, CNS-ATM, es decir, vamos a participar en todo los espacios aeronáuticos. Una cultura de calidad impulsa una cultura de confianza Las relaciones impulsan nuestro éxito, y lo demostramos todos los días; lo global no significa impersonal. Nuestras conversaciones con nuestros clientes y socios nos hacen ir en nuestra búsqueda y desarrollo de nuevas y mejores formas de servir a la aviación. Esto da como resultado productos y servicios de la más alta calidad posible, nuestro objetivo es estar siempre informados, inspirados y disponibles para quienes finalmente nos necesiten.

¿Cómo surge la iniciativa de fundar una empresa relacionada a la navegación aérea?

Principalmente cuando fui funcionario de la Dirección General de Aeronáutica Civil siempre escuché de parte de mis superiores que afuera (en la vida civil o fuera de la DGAC) no servíamos para nada, eso es lo normal y que por lo mismo existe un gran temor a dar un paso importante de abandonar una institución que por cierto es excelente, entonces tu vida se enfoca en los roles de turnos tanto de día como de noche sin hablar de los festivos, esto significa que tu vida se enfoca en un 100% en la aeronáutica, es así que es muy común que termines viviendo con una colega o hagas tu familia en este entorno dado que hay muy poco tiempo para otras cosas, fue así que siempre observé cosas que me gustaban y otras que no, ¿cuales eran esas situaciones?, primero que nada la DGAC es una institución a puertas cerradas, solo unos pocos pueden ser parte del conocimiento y de sus actividades, no es para todos por su propia naturaleza de la aviación, los chilenos viajan mucho y solo se sabe de los aeropuertos y de las medidas que debes cumplir para trasladarte de un lugar a otro, sin embargo detrás de esto hay todo un mundo, personas, especialidades que son fundamentales pero que viven en un ambiente estrictamente jerárquico, en lo principal no existe una carrera funcionaria en que uno pueda proyectarse, es imposible ser un director de departamento o del mismo director de aeronáutica porque esos puestos están destinados a funcionarios de la FACH en servicio activo o ex que son recontratados, entonces dada esa realidad tomé la decisión de cambiar mi condición de crítico a creador de cambios, ¿cuales cambios son esos?, principalmente la de educar, primero CENAE era un Centro de Entrenamiento Aeronáutico que cree el 2017, lamentablemente fueron muchas las trabas de la DGAC para llevar a los Controladores Aéreos a los simuladores de España, luego lo cambié a Centro de Navegación Aérea con la finalidad de iniciar un proceso de investigación para esperar un cambio que me diera un espacio, el camino no ha sido para nada fácil porque la DGAC es ahora mi lado opuesto y sigue tan hermética como antes, hace un tiempo pedí por transparencia un reporte de los incidentes de tránsito aéreo que yo conocía pero esto sigue siendo parte de los secretos, hoy los chilenos se transportan de un país a otro pero ya han ocurrido 3 incidentes serios de pérdida de separación en las que reglamentariamente 2 aeronaves se aproxima de frente sin ningún tipo de control por parte de la DGAC porque sus funcionarios se equivocaron y cuando esto ocurra la misma DGAC se va a ver cuestionada porque sabíamos que esto iba a ocurrir y es ahí donde nosotros podemos ser parte de un cambio importante primero con un cambio de dirección, un funcionario de carrera que conoce sus fortalezas y sus debilidades, luego cambiar el tremendo problema de tiene la DGAC con el recurso humano y eso es algo que la misma contraloría no puede resolver porque estamos en un espacio del ministerio de defensa, si bien el mar es de todos los chilenos no así el espacio aéreo, es ahí donde tienes que pedir permiso para todo. En otros países existe los ANSP que son los proveedores de servicios de navegación aérea en las cuales pueden ser del Estado, privados o mixtos, entonces cuando un aeropuerto es licitado no solo se hace cargo de los terminales aéreos sino también de las plataformas, calles de rodajes, pistas y el espacio aéreo que lo rodea eso quiere decir que la torre de control es privada al igual de sus controladores y personal en general y por lo mismo existen instituciones de capacitan a los controladores y que son fiscalizadas por la institución que norma y fiscaliza como debiera ser en Chile, porque aquí hay un monopolio en la que solo una institución del Estado norma, fiscaliza, entrega los servicios, se investiga y como si fuera poco se sanciona por si misma, esto según mi opinión es la peor práctica y nadie dice nada.

¿Qué nos podría mencionar respecto de los antecedentes de la Escuela de Navegación Aérea y del nivel de las personas que imparten las capacitaciones en lo que se refiere a sistemas no tripulados o drones?

La Escuela de Navegación Aérea es una institución privada que surge como respuesta a la oportunidad de abrir un espacio a la comunidad civil, hoy en día existe una Escuela Técnica Aeronáutica que es la única institución reconocida al 100% y dependiente de la Dirección General de Aeronáutica Civil, es una institución cerrada que capacita a los futuros funcionarios en las distintas áreas, como ENAE es una escuela que tiene la visión impulsar, apoyar y crear instancias de oportunidades e I+D hemos reunido a profesionales aeronáuticos con años de experiencia para llevar este conocimiento a quienes deseen capacitarse como una oportunidad real de obtener este conocimiento. Gracias a nuestra experiencia hoy en día estamos capacitando a los futuros instructores de aeronaves no tripuladas, estamos formando a operadores de aeronaves RPA, formando personal de seguridad entre otros y como escuela esperamos abrir oportunidades de intercambio con otras instituciones en el extranjero. 

¿Cuál es el objetivo principal del Curso de Seguridad Pública – Privada con Drones que imparte nuestra escuela?

La Escuela de Navegación Aérea nace en tiempo de pandemia, el 2021 porque como CENAE comenzamos a asesorar a las empresas que necesitaban realizar sus certificaciones AOC para poder volar drones pero nos dimos cuenta que en general los operadores no conocen de normativa y ahí vi una oportunidad de enseñar, luego como Escuela nos certificamos como empresa AOC y quisimos avanzar como CIAC (Centro de Instrucción Aeronáutica) y nuevamente caímos en las mismas trabas, pero bueno así es este rayado de cancha, la idea es que podamos traer a los funcionarios de la DGAC y podamos iniciar un proceso de instrucción a las personas en general.

¿Que hay de un curso de seguridad?

El curso de Seguridad Pública y Privada con Drones tiene como objetivo impartir capacitación a personas civiles que consideren trabajar en las municipalidades en labores de Seguridad Ciudadana, así como hemos visto en los medios de comunicación el trabajo aéreo es una necesidad toda vez que las aeronaves no tripuladas nos permiten ampliar nuestra línea de visión aérea en el cual comparte información esencial con equipos terrestres, es así que el curso considera ramos de legislación para la seguridad civil, aeronaves que nos permite identificar los diferentes tipos de aplicación y usos, seguridad operacional (SMS), normativa aeronáutica entre otros ramos, luego de aprobar la parte teórica nos vamos a la práctica para aplicar diferentes maniobras que son actualmente utilizadas en las municipalidades, es por ello que también hemos capacitado a instructores en estas áreas.

Como entidad formativa ¿Diría usted que la actual legislación permite garantizar un uso responsable y profesional de este tipo de aparatos?

Lamentablemente la actual normativa está al debe con la comunidad dronera, si bien partimos siendo pioneros en LATAM en legislar al respecto esto quedo atrás cuando observamos otras normas y leyes que aplican a los drones, es así por ejemplo que en Colombia se consideran los drones de un peso máximo de despegue (MTOW) de 125 kg y más o respecto a la norma Parte 107 de EEUU para la obtención de la licencia, nuestra legislación aún carece de iniciativas toda vez que es reactiva a los hechos , entonces siendo críticos con la actual normativa una persona fácilmente puede obtener una credencial de operador de RPA rindiendo un examen que data del año 2015 con preguntas que todo el mundo conoce y que además es complementada con un documento legal que en la mayoría de las veces es falso debido a que uno jura ante notario que ha recibido capacitación teórica y práctica de una determinada aeronave situación que no es en ningún caso fiscalizada por la autoridad aeronáutica, entonces vemos que la DGAC en su labor de normar y fiscalizar no ha realizado un buen trabajo, la norma DAN151 está fuera de contexto ya que el uso de interés público en la mayoría de los 4 puntos no aplica a algo que consideramos un uso de interés privado y ahí existen demasiados vacíos legales.  Esperemos que el equipo de funcionarios que se capacitó en EEUU pueda resolver muy pronto todos estos inconveniente porque es necesario para la seguridad aérea. 

¿Nuestro país dispone de sistemas de trazabilidad para quienes adquieren estos aparatos ya sea el comercio formal o informal?

Lamentablemente esto no existe, quizás no ha habido una reflexión de este tema en Aduanas que es donde ingresan estos productos ya que no existe una clasificación como tal y va a depender muchas veces del funcionario que los ingresa como artículos electrónicos, cámaras fotográficas o drones u otros, CORFO en su mejor año 2017 invirtió en proyectos por un monto de 350 millones de pesos, algo insignificante considerando que nos encontramos en una revolución industrial comparado a otros países, entonces si sacamos cuentas de la cantidad de drones que existirían en Chile podemos señalar que desde el año 2015 al 2020 ingresaron a nuestro país alrededor de 160 mil drones, al año 2021 200 mil, según una consulta al retail se han vendido algo así como 300 mil drones, entonces podemos pensar que existe alrededor de 400 mil a 500 mil drones en Chile de los cuales consideramos que unos 100 mil de ellos son utilizados por profesionales , por otro lado según la Junta Aeronáutica Civil ante una consulta se han autorizado algo así de 200 mil vuelos de correspondientes a trabajos aéreos con drones, sin lugar a dudas son cifras que la DGAC no maneja y es por esto que se hace necesario trabajar en una Ley de drones que actualmente se encuentra en el congreso. 

A su juicio ¿Cuáles son los reales peligros potenciales derivados de no legislar adecuadamente respecto de la tenencia y utilización de drones?

Claramente en términos de seguridad operacional los operadores sin el conocimiento adecuado y la pericia son un peligro para la aviación en general esto se observa cada día en las mismas redes sociales, si hablamos de severidad considerando el peor escenario ya estamos hablando de muertes múltiples en la cual la DGAC debe hacerse responsable dada la pobre normativa y en términos de probabilidad el riesgo que un drone impacte a una aeronave tripulada es cosa de tiempo ya que existe evidencia que ha ocurrido con un helicóptero de la Armada o los mismo reportes de los pilotos de aeronaves comerciales al observar drones sobre su posición a los 10.000 pies de altitud situación que la DGAC no da a conocer.

¿Como ve el futuro de la navegación aérea?

La Organización de Aviación Civil (OACI) ha establecidos ciertos bloques que deben ser cumplidos por los Estados contratantes, estos están referidos a los acuerdos de trabajo para implementar nuevos procesos y tecnologías, hoy estamos en la etapa de la movilidad aérea en el cual cada día vemos más cerca las aeronaves eléctricas no tripuladas, es así que al 2030 Chile debiera tener establecido las normas y métodos para que los operadores hagan uso de estas tecnologías como los delivey, los taxis aéreos, la vigilancia aérea que pudiera evitar lo que pasa en algunas regiones, ciertamente bajo las normas de la DGAC, lo ideal sería ir pensando en un Ministerio del Transporte para ser mas correctos como lo es en la mayoría de los países, en términos de infraestructura para estas tecnologías hoy el Estado no podría invertir en infraestructura pero me imagino que los ciudadanos desconocen la gran cantidad de dinero que ingresan a las arcas fiscales por concepto de tasas aeronáuticas, este es un impuesto que pagan los pasajeros por el uso de los aeropuertos, las lineas aéreas también pagan por concepto de uso de estacionamientos, luces, sistemas de aproximación, servicios aeronáuticos por hora de vuelo, etc., si esto se re invirtiera en impulsar la industria de los trabajos aéreos, la movilidad y en apoyar a las empresas aéreas sin lugar a dudas tendríamos un país que mira hacia el futuro y no tendríamos que aceptar que un país como China nos dijera donde podemos volar y donde no, China produce la mayor industria de drones en todo el mundo y con ello su tecnología permite resguardar las zonas de vuelo permitidas y las que se encuentran cercanas a los aeropuertos, esto debiera ser algo de nuestro país, la DGAC debiera contar con una plataforma profesional e inteligente que le permita a los chilenos desarrollar sus actividades de trabajos con mayor tranquilidad y libertad para evitar lo que hoy está ocurriendo que es la prohibición de volar ante la falta de normativa, pues bien, si existiera mayor inversión sin duda que nuestro país tendría una industria creciente de transporte, como dato al margen, la mitad del presupuesto de la DGAC se destina al pago de sueldos a los funcionarios y eso no es normal.

- Anuncio publicitario -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Anuncio publicitario -spot_img

Últimos artículos