Drone DJI impacta con helicóptero de la Armada resultando un tripulante con lesiones en Santo Domingo

0
1233

Un helicóptero Bell UH-57B Jet Ranger de la Aviación Naval de la Armada de Chile fue impactado en el parabrisas por un dron DJI Mavic 2 Pro de propietario desconocido mientras efectuaba un vuelo de patrullaje aeromarítimo en el balneario Rocas de Santo Domingo.

El incidente, que puso en riesgo la seguridad de la aeronave, obligó al piloto del UH-57B Jet Ranger, perteneciente al Escuadrón de Helicópteros de Propósitos Generales HU-1, a realizar un aterrizaje de emergencia debido a las lesiones sufridas por uno de los integrantes de la tripulación de vuelo.

La institución indicó en un comunicado de prensa que el hecho se produjo la tarde del sábado 23 de enero, a las 18h, durante labores de vigilancia del helicóptero en las playas y balnearios de jurisdicción de la Gobernación Marítima de San Antonio.

La colisión «produjo la rotura del plexiglás del parabrisas y lesiones de mediana gravedad al mecánico de la aeronave, el que fue atendido en el Cesfam de Santo Domingo y posteriormente trasladado al Hospital Naval de Viña del Mar, encontrándose en buenas condiciones”, precisó.

La policía inició un operativo tras el hecho para encontrar al dueño u operador del dron que provocó el incidente no registrando resultados hasta el momento.

Operación de drones civiles en Chile

La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) es el organismo que regula la actividad aérea en el país y fue pionera a nivel latinoamericano al establecer en abril del año 2015 la normativa aeronáutica DAN 151 que sentó las bases del marco para la operación de drones o Rpas en Chile.

La norma DAN 151 sobre Operaciones de Aeronaves Pilotadas a Distancia (Rpas) en Asuntos de Interés Público, que se efectúen sobre Áreas Pobladas contiene las exigencias para registrar un dron y obtener la credencial de operador en el modelo que volará el usuario, además de una autorización final del jefe del Subdepartamento de Operaciones de la DGAC.

El reglamento establece que las personas naturales o jurídicas que deseen utilizar un dron en espacios públicos deberán contar con una autorización previa de la DGAC. Los interesados requerirán registrar la aeronave, entregar una declaración jurada simple que certifique que el operador tiene conocimientos para volar la aeronave, firmar una declaración de responsabilidad solidaria para responder en caso de accidente y presentar un formato de solicitud de vuelo.

El registro incluye el nombre del país fabricante del Rpas, marca/ modelo, número de serie, tipo de motorización, peso máximo de despegue de nueve kilos, detalle del equipamiento incorporado como cámaras y paracaídas, y demostración del funcionamiento del paracaídas de emergencia 

Toda persona natural o jurídica que cuente con las inscripciones y credenciales de la norma DAN 151 y que desee operar un Rpas en zonas pobladas, deberá obtener previamente una autorización de la DGAC. Solo los drones pequeños de 750 g de peso fabricados con polietileno expandido o material equivalente, destinados al uso privado o recreacional, podrán operar en áreas privadas sin autorización de la DGAC, siempre y cuando no operen a más de 50 m de altura sobre el obstáculo o edificación de mayor altura de la zona.

La DGAC anunció recientemente que prohibirá las operaciones comerciales con drones a las empresas que no posean el certificado de operador aéreo (AOC). Esto garantizará las óptimas condiciones de operación, gestión y seguridad de los vuelos bajo estrictos estándares internacionales. A través de la norma DAN 119, la DGAC estableció esta obligatoriedad para todos los operadores que realicen trabajos comerciales con Rpas y aquellas empresas que presten o quieran prestar estos servicios deben iniciar el proceso para obtener el AOC correspondiente.

Respecto a la ocurrencia de otros incidentes el año 2017 un helicóptero militar estadounidense chocó con un avión no tripulado (dron) civil desconocido mientras patrullaba un área de la ciudad de Nueva York (noreste).

La colisión, ocurrida causó daños en el fuselaje y dos hélices del helicóptero, un Black Hawk de la base militar de Fort Bragg en Carolina del Norte.

Una pieza del dron fue hallada en el refrigerador de aceite, según el informe, que no reporta daños humanos en el accidente.

Aunque la ciudad de Nueva York prohíbe el vuelo de aviones no tripulados en la mayoría de su territorio, los drones registrados en la Administración Federal de Aviación tienen permiso para desplazarse por encima de varios parques de la urbe. El incidente ocurrió en plena celebración de la 72ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, donde líderes mundiales se habían reunido para abordar los desafíos internacionales.

En diciembre del 2018, los drones paralizaron el Aeropuerto de Gatwick en Londres. Los aviones quedaron paralizados durante más de un día debido a las denuncias de drones sobrevolando el campo de aviación, que aparecían misteriosamente cuando el aeropuerto intentaba recuperar la actividad. El incidente afectó a 140000 pasajeros y provocó la cancelación de unos mil vuelos.

Nunca se encontraron a los culpables, por lo que se llegó a especular que estos ni siquiera existieran. Las denuncias llegaron de los testigos, pero los sistemas de seguridad de Gatwick, al igual que en el caso de la Casa Blanca, no detectaron nada. Además, para investigar el incidente, la policía desplegó sus propios drones, lo que podría haber provocado más denuncias de avistamiento.

En el 2017 tuvo lugar otro incidente en la provincia canadiense de Quebec, donde ningún testigo pudo evitar la colisión del dron. De vuelta a la tierra, una aeronave de motor ligero chocó con un vehículo no tripulado a una altura de 450 metros, 5 veces más alto de lo que tienen permitido volar los helicópteros. Por fortuna, la aeronave, que transportaba 8 personas a bordo, solo sufrió daños leves y consiguió aterrizar de forma segura.

Las consecuencias podrían haber sido mucho más graves. Tal como demostraron los investigadores de la Universidad de Dayton, incluso un dron ligero podría dañar seriamente a un avión.

Los ciclistas también están en peligro. En el 2017, un dron que grababa el Golden State Race Series en Rancho Cordova, California, impactó contra un árbol y cayó a la carretera. Un fragmento del dron quedó atrapado en la rueda delantera de uno de los ciclistas, que sufrió una dura caída. Afortunadamente, el ciclista apenas se lesionó y el propietario del dron prometió comprarle una rueda nueva a modo de compensación.

Protección del espacio aéreo

Como has podido comprobar, los drones no solo son una práctica herramienta para tomar fotos y vídeos y otras tareas, sino que también pueden suponer un riesgo para la salud y propiedad. Por fortuna, hay tecnologías que detectan y neutralizan a tiempo a estos dispositivos. Dicho esto, no te pierdas esta publicación para conocer más sobre nuestra solución antidrones.

La conexión DJI

No debería sorprendernos que el dron involucrado haya sido construido por DJI. Después de todo, aproximadamente cuatro de cada cinco drones vendidos son fabricados por la empresa.

Pero, obviamente, DJI no es responsable de las acciones de un piloto que infringió la ley, como tampoco un Tesla es responsable de que alguien acelere. Las reglas existen por una razón y, en aras de la seguridad aérea, deben seguirse.

Artículo anterior¿Qué necesitas para volar drones en forma comercial en Chile este 2021?
Artículo siguienteEuropa pone a prueba el futuro de la movilidad aérea urbana con el proyecto AMU-LED
Desde el año 1990, cuando ingresé a estudiar en la DGAC comencé a conocer una aviación en desarrollo y a pasos agigantados, luego por 27 años como Controlador de Tránsito Aéreo, CENAE nace por una necesidad de ir mas allá de la vida castrense como empleado civil. Nuestro interés y conocimiento en todos estos años van mucho mas allá, no somos proveedores pero tenemos las capacidades de comenzar un proyecto de privatización del Espacio Aéreo Superior. Somos socios Somos copilotos. Nuestro espíritu y anhelo es servir a la aviación como parte fundamental de un equipo de trabajo en la cual todos están invitados a participar, vamos a liderar proyectos para Aeropuertos, Clubes Aéreos, Aerolíneas, Empresas Aéreas, trabajadores del mundo aeronáutico, Espacio Aéreo, ATFM, CNS-ATM, es decir, vamos a participar en todo los espacios aeronáuticos. Una cultura de calidad impulsa una cultura de confianza Las relaciones impulsan nuestro éxito, y lo demostramos todos los días; lo global no significa impersonal. Nuestras conversaciones con nuestros clientes y socios nos hacen ir en nuestra búsqueda y desarrollo de nuevas y mejores formas de servir a la aviación. Esto da como resultado productos y servicios de la más alta calidad posible, nuestro objetivo es estar siempre informados, inspirados y disponibles para quienes finalmente nos necesiten.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí